Un pequeño apunte sobre el género

pretty pink by fernando vicente

Probablemente a un filólogo le sobrará esta aclaración, pero es un punto de partida necesario: las lenguas no son simétricas. A veces tenemos conceptos equivalentes pero en muchos casos hay palabras que engloban más o menos en una lengua que en otra, al igual que hay ideas que no tienen nombre, porque las lenguas implican en cierto modo una concepción cultural del mundo.

En español y en otras lenguas latinas, la diferenciación biológica entre hombres y mujeres se denomina «sexo»; si es gramatical, se llama «género». En inglés, ambos conceptos se engloban bajo el término «gender». Al hilo de las declaraciones de ese cráneo privilegiado que es Toni Cantó ya salió la manida discusión sobre el género en el tema de la violencia. Es una denominación que aunque a mí me genera quebraderos de cabeza porque me da por pensar en casos excepcionales, está perfectamente defininida en el artículo 1 de esa ley, como bien me ha recordado esta mañana Ana Aldea.

Pero vayamos al término «género». Aunque a priori es una palabra que me generó muchísimas dudas la primera vez que la oí, por parecerme un falso amigo y por encerrarme en la diferenciación biológica/gramatical, con el tiempo y sobre todo las lecturas, he llegado a comprender la necesidad de esa nueva acepción.

Esta idea de «género» (y la adopción de este término) procede de las ciencias sociales, del auge de los gender studies anglosajones en los años 70, para estudiar las diferentes corrientes del feminismo y especialmente las diferencias culturales y sociales que hay entre hombres y mujeres más allá del sexo. Podríamos decir que el «género» se ocupa de todo ese constructo cultural en el que nos educan a las mujeres, de los problemas que conlleva (como la violencia física y psicológica, individual o colectiva)  y de cómo modificarlo, que no nos es tan ajeno si nos fijamos en las secciones de juguetes y sus cocinitas rosas, sus disfraces de princesa y demás estereotipos.

Para concluir, se puede decir que «género» es un término exclusivo para mujeres, pues sólo se refiere al ámbito femenino. Que los hombres necesitan una revolución para desligarse de sus estereotipos y que probablemente vaya de la mano del feminismo, es más que probable, pero eso ya es harina de otro costal. Y por ello, no se legisla sobre los hombres como víctimas en la ley contra la violencia de género. Se regirán por otras leyes y podremos discutir sobre ámbitos, penas y otras cuestiones, pero semánticamente es evidente.

Sólo quiero terminar diciendo que tiene tela que tenga que escribir sobre algo que parece claro. Pero debe no serlo, supongo que por analfabetismo funcional y miedos atávicos sobre el feminismo (que no es el antónimo de machismo, por mucho que os empeñéis algunos).

Un consejo: leed. Ayuda a la comprensión lectora y a la coherencia textual.

[Imagen: Reinohueco]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 26/02/2013 a las 12:23. Se guardó como Feminismo troll, Filología pedestre y etiquetado como , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Un pequeño apunte sobre el género

  1. Genial artículo.

    Al hilo de “se puede decir que «género» es un término exclusivo para mujeres”.

    Sin embargo, yo me lo tomo como algo neutro. Así, prefiero decir “violencia de género” o “violencia de pareja” antes que el exclusivo “violencia machista”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: