Aclarando qué le pasaba a la chica de la que no se enamoraban los chicos

Ni me gusta ni soy muy dada a escribir aclaraciones sobre un post anterior (de hecho, esta va a ser la primera que lo haga y espero que sea la última), pero me veo en la necesidad de hacerlo, visto que muchas personas se quedaron en la simple anécdota y no vieron más allá de lo que quería decir, por más que traté de aclararlo a medida que contestaba los comentarios.

Para evitar confusiones, malos entendidos y ambigüedades, voy a ir al grano, marcando los puntos más conflictivos, así que allá voy:

  • en primer lugar, sí, parto de un ejemplo concreto que me sirve para hablar de infinitos ejemplos que conozco semejantes;
  • se trata de una situación que se da, sobre todo, en los países latinos. Efectivamente, casos como los de Alemania o los países escandinavos son ajenos a estas circunstancias, por las razones que sean;
  • se han hecho estudios al respecto sobre el creciente número de mujeres con alta formación que progresan profesionalmente que tienen dificultades a la hora de encontrar pareja;
  • relacionado con lo anterior, no hay más que fijarse en la ratio ‘hombres y mujeres’ que hay en las páginas de contactos y los perfiles que tienen;
  • no, no son todas las universitarias: hay tantas universitarias como tipos de mujeres, que responden a motivaciones completamente distintas unas de otras que las definen;
  • en ningún momento hablé de falta de química entre dos personas y, de hecho, comencé mencionando “ciertos rituales de cortejo”. Es decir, hay algo, hay indicios que te llevan a pensar que puede haber algo más, sin entrar a valorar la honradez del hombre que lo está haciendo, que sea el típico guaperas ni nada de eso;
  • muchos (y muchas, que aunque odio usar esta fórmula, me va a evitar algún malentendido) hablaron de problemas de autoestima: no, no es el caso, aunque cuando esto sucede en varias ocasiones maldigas tu existencia por vivir en un continuo absurdo. De hecho, si fuera un caso de desamor y/o problemas de autoestima, ni siquiera lo hubiera tratado, porque no habría más vueltas que darle;
  • aunque los tiempos están cambiando, que una mujer tome la iniciativa y no se amolde al rol pasivo aún crea quebraderos de cabeza. Y no es una suposición mía sino que se lo he preguntado a más de uno (podría presumir de unos cuantos y de lo más dispar) y me han dicho que no se sienten cómodos y que no les gusta en muchos casos;
  • para rematar lo anterior, en muchas ocasiones no es sólo eso, sino que la mujer en cuestión es considerada como “ligera de cascos” por definirlo de una manera fina;
  • afortunadamente, no todos los hombres son iguales (algo que nunca dije) y una buena parte no ven problemas en esta forma de ser;
  • por último, alguien mencionó que siempre que compartías hacías renuncias y había una cierta dependencia. Puede ser, pero si en algún momento se mencionó fue para resaltar que nadie resultara alienado, que las renuncias (si las había) no fueran desiguales y que la unión fuera simbiótica y no de parásito-huésped.

Creo que con esto debería quedar clara toda la polémica sobre lo anecdótico, la falta de amor y de autoestima y las generalizaciones.

Sólo un último detalle: prefiero que no haya teorías feministas al respecto, porque según la corriente que opine, hay conclusiones que me desagradan bastante. Para mí es una cuestión educacional, de cambiar modelos masculinos y femeninos, de no asumir ciertos roles trasnochados tanto por unos como por otros, y me disgusta bastante que se aproveche esta situación para acotar aún más hombres y mujeres, demonizando y beatificando. He visto opiniones de todos los gustos, que no estaban relacionadas con el sexo del interlocutor.

[Imagen sacada del tumblr de Reino Hueco]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 06/08/2011 a las 9:37. Se guardó como Feminismo troll y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

5 pensamientos en “Aclarando qué le pasaba a la chica de la que no se enamoraban los chicos

  1. Pingback: La chica de la que no se enamoran los chicos « Comer pensamientos

  2. Izaskun en dijo:

    ¿Tan difícil es entenderlo?

  3. Sigue siendo un post anecdótico, por más que intentes decir que es algo generalizado en los países latinos, aclaras que solo pasa entre algunos hombres y algunas mujeres.

    Del mismo modo que hay hombres que no soportan que una mujer tome la iniciativa, hay mujeres que no soportan que un hombre no tome la iniciativa, hay personas que nunca se fijarán en alguien más bajo que ellos, o más alto, o de más edad, o de menos…

    Cada persona es un mundo y no se pueden extrapolar unos cuantos casos conocidos como si fuera una máxima universal.

    Yo podría decir que soy “el chico que no interesa a las chicas de las que no se enamoran los chicos”, podría decir que si las chicas que me interesan no se interesan por mí es porque son superficiales, porque se sienten intimidadas, por mil cosas. Pero seamos sinceros, eso sería solo una pataleta.

    • Para ti será anecdótico pero estoy harta de ver casos semejantes, casos que, mira tú, suelen coincidir con más de un estudio. Pero vamos, que si te sigue resultando molesto, deja las letras y no leas periódicos, porque mayoritariamente es anecdótico.
      Ni he generalizado ni he dicho que sea máxima universal, básicamente porque es una postura que detesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: