La chica de la que no se enamoran los chicos

Cuando me dijo eso, me imaginé sus enormes ojos claros entristecidos por la última decepción masculina y no me gustó. En muchas ocasiones vemos lo que queremos ver pero en muchas otras vemos lo que nos dejan ver: la semiótica de los cortejos es la que es y ni siquiera se la acepto a mi frutero cuando me intenta vender un melón pasado de fecha.

Lo peor es que no es la primera (ni será la última) que piensa que es la chica de la que no se enamoran los chicos. Es el último mal de nuestro tiempo: hombres con miedo a las mujeres. ¿A todas las mujeres? No, no a todas: sólo a las de verdad, a las que no son pura apariencia. A las que son inteligentes, las que tienen su propio criterio, las que han superado lo que Pretty Woman nos enseñó a esperar, las que han decidido que su vida es suya y deciden sobre ella; las que son ellas mismas porque no tienen necesidad de ser lo que se espera de ellas, las que no quieren ser una delicadeza de segundo plano a la espera de que las salven.

Incluso hay estudios que se hacen eco del hecho de que un alto porcentaje de mujeres con titulación universitaria tienen problemas a la hora de encontrar pareja. ¿Por qué? Sólo nos diferenciamos en esa necesidad de criterio propio que tenemos: eso es lo único. En el resto, nos parecemos: nos gustan los hombres, la idea de compartir nuestra vida con alguien, de igual a igual, sin renuncias, sin dependencias. Pero parece ser que damos demasiados quebraderos de cabeza, que no dejarles ser nuestros caballeros de brillante armadura es un grave problema.

¿Será que nos prefieren con el rubio subido? Será.

Nota del 06/08/2011: visto que hay gente que ha malentendido ciertos aspectos de este post, he publicado una aclaración al respecto. Por ello, cierro los comentarios y, si quieres hacer alguno, te sugiero que antes leas estas puntualizaciones  y lo hagas en él.

[Imagen extraída de Art or Porn]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 02/08/2011 a las 9:39. Se guardó como Feminismo troll y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

17 pensamientos en “La chica de la que no se enamoran los chicos

  1. Laura Bagur en dijo:

    O quizá es que los chicos que pretende se enamoren de ella no merecen la pena…
    Fdo. Una titulada universitaria enamorada y que enamora a un titulado universitario generoso, amable, respetuoso, entregado, amigo e igual.

    • Laura, enhorabuena por lo que eres pero siento decirte que como esta chica conozco miles, que no es una neura mía y que está comprobado: es un ejemplo individual para algo que se está convirtiendo en general. Y lo mejor de todo es que muchos de los chicos que se “asustan” son estupendos, pero eso de no llevar el rol cantante no les hace ninguna gracia.

  2. Como chico digo que a mi no me importa que mi pareja fuese universitaria, ni la tengo ni busco, porque considero que el amor no se busca se encuentra.

    Quizás el problema está en enamorarse de quien no te corresponde.

    • El problema no es ser universitaria: el problema es serlo y querer progresar, ser independiente y demás, porque lamentablemente hay muchas chicas que terminan la carrera pero quieren atarse a la casa y ya. El problema es modelo clásico-nuevo modelo, en lo que nos han educado a todos, no sólo a vosotros, sino también a nosotras.
      Y puede ser que no te correspondan, esa es una opción, pero en muchas ocasiones que una chica tome la iniciativa y sea todo lo anterior provoca pavor. Y eso lo he vivido yo, no en muchas ocasiones afortunadamente, pero sí he tenido que aguantar unos comentarios que telita…

      • meh en dijo:

        En Alemania lo normal son las tías detrás de los tíos, así que de modelo… depende de donde te vayas y cómo te dejes de influenciar. Yo soy ingeniera, con master y esas chorradas. Durante todos mis años de estudio ni he tenido ni he visto a ninguna de mis compañeras con este “problema”.

        Quizás si te fijas en el típico tío modelo guapito, no esperes que el no quiera un maniquí. Todos los hombres con cabeza que conozco quieren mujeres con cabeza.

        Con lo fácil que es ser simplemente tú misma y hacer/decir lo que te de la gana sin pensar en qué dirán o no. Si no te quieren es porque no les gustas, no porque no seas una tía tonta.

  3. Jose en dijo:

    Discrepo, no nos asustáis, de hecho os preferimos (os prefiero) inteligentes, libres, independientes y seguras. No quiero una mujer que me espere en casa al volver del trabajo, prefiero que seáis un reto y sentir que os tenemos que conquistar y reconquistar cada día.

    Tal vez la pelota no está en nuestro tejado, sino en el vuestro. Somos una generación que lo quiere todo fácil y rápido, sin esfuerzo ni complicaciones. Las mujeres teneis el poder de elegir, sois vosotras las qué decidís con quién… Ponernoslo

  4. Jose en dijo:

    Ponernoslo dificil, era lo ultimo que quería decir.

  5. Marcos en dijo:

    Compartir la vida con alguien implica renuncias y dependencia… Si no, que quieres compartir?

  6. [José] en dijo:

    Vaya, la fotografía es demasiado poética… ^^’

    Saludos!

  7. Vamos por partes:

    @meh: efectivamente se trata de algo que es propio de países mediterráneos. Al hilo de lo que comentas, eres ingeniera: siento decirte que juegas con ventaja, eres minoría. Los supuestos de los que hablas están bien pero no son de los que hablo.

    @Jose: me encantaría encantarme millones como tú, pero lo malo es que no es así y puedes acabar siendo calificada como “guarrilla”

    @Marcos: yo creo que se puede compartir, mantener la independencia y ceder lo mínimo indispensable, pero sobre todo, ceder de manera equitativa

    • meh en dijo:

      Tampoco me vale eso de que jugamos con ventaja porque somos minoría. En la mayoría de clases eramos mitad tios y mitad tias, y mi novio no ha estudiado nunca en la universidad 😉

      Como ya comenté, depende de la persona. Por ejemplo, una chica universitaria de conversación monotemática, que habla solamente sobre lo que estudia es normal que sea aburrida (pero no sólo para el género masculino, no sé si me entiendes). Pero lo de ser monotemático no tiene que ver con ser inteligente o no.

      Es más, por esto de decir todo lo que se me viene a la cabeza he tenido más problemas con las mujeres (y su ego) que con hombres. Así que, como comprenderás, me cuesta entender este post 😛

      • A ver, meh, lo aclaro otra vez, porque os estáis quedando la mayoría en la anécdota cuando estoy hablando de algo cada vez más frecuente, que es genérico. No hay que pensar en tíos macizos, en chicas aburrridas, monotemáticas y con un ego monumental. No, no es eso.
        Estoy hablando de chicas muy inteligentes, con la autoestima media, con las cosas muy claras, lo cual en muchos casos acaban siendo calificadas como “guarrillas” no siéndolo por llamar a las cosas por su nombre. Y no es falta de química ni nada así: es que hay muchos tíos que llevan muy mal no ser el rol dominante. Y lo sé porque a muchos se lo he preguntado, y lamentablemente son jóvenes.

  8. Witchyta en dijo:

    Yo me pregunto en la clase de chicos que esta chica se fija,las exigencias que ella pide, y lo que ella tolera en una relacion. Yo me considero inteligente y la gente que me rodea tb, no soy fisicamente una top model, pero tampoco un troll, y no es que los chicos no se enamoren de mi, es que no hay enamoramiento mutuo. Y lo que tengo muy claro es que con 26 años, no me voy a embarcar en una relacion que no tiene futuro, y tampoco me voy a traumatizar por ser soltera a los 30. Creo que a dia de hoy sigue habiendo mucha gente dependiente de una pareja, lo primero es saber valorarse a si mismo, para que otros te acepten.

    • Es que el post no tiene nada que ver con las circunstancias, ni con la necesidad de tener pareja ni nada de eso: me refiero simplemente a las dificultades que por ser un determinado tipo de mujer tienes a la hora de tener relaciones sentimentales o simplemente sexuales. Y no es una: conozco a muchas, y se quieren a sí mismas, pero también tenemos derecho a fliparlo (me incluyo entre ellas).

  9. Olive en dijo:

    Creo sencillamente que se acojonan, especialmente porque cuanto más independiente e inteligente sea la mujer, ven más difícil el complacerla, y les entra miedo de no poder mantenerla fuera de los primeros días en que ambos están “encandilados” descubriendo entusiasmados cosas del otro. Llegado a ese punto, la mayoría dan media vuelta alegando cualquier excusa, e inician el cortejo a otra, a ser posible más llevadera 🙂

  10. No tengo miedo a una mujer de verdad, quizá es mas difícil conquistarla pero merece mucho mas la pena. No quiero un bonito jarrón vacío.

    Para enamorarme necesito algo mas que una cara bonita y un reír de todo lo que digo. Es importante tener a tu lado alguien interesante, multifacetada, con algo encima de los hombros. Ayer un amigo me dijo: “Para mi es importante el tipo de humor que tiene”.

    Eso si, una mujer completa la veo mas para relaciones largas que para algo esporádico.

  11. Pingback: Aclarando qué le pasaba a la chica de la que no se enamoraban los chicos « Comer pensamientos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: