A un señor feo y bajito

Muy señor mío,

Agradezco sus halagos, pues no todos los días alguien de su prestigio y renombre se fija en la aportación de alguien como yo. Sin embargo, permítame que le diga algo que probablemente le parezca un atrevimiento: no se exceda en su valoración pues me ha quedado claro que lo que hago es de su gusto. Su exceso de elogios, lejos de honrarme, comienza a serme incómodo.

Reconozco que mi osadía roza la grosería pero ya nos conocemos: ha quedado claro que no tengo ni un pelo de tonta. Si desconfío de usted, ¿me equivocaré? Yo creo que no. Podría congraciarme con usted, podría estrechar lazos, hacerme de su séquito, acceder a sus propuestas… pero no, no me apetece. No me apetece bailarle el agua a alguien tan pagado de sí mismo, a alguien que no para de decirse a sí mismo “ese soy yo”, jactándose de su personaje desde su pedestal. Quizás su arrogancia no es tan patente como la de muchos otros pero en ningún momento le he visto abandonar esa pose.

Usted tampoco es tonto: aunque no es palpable, mi desdén para con usted es evidente. No me influye. No me controla. Y eso le molesta: su admiración se convierte en pura fachada y le gustaría que fuera como todos, sierva de sus caprichos. Pero no es así. Puede intentarlo todo, puede excluirme y no lograría nada porque yo también me jacto de mí mí misma en ocasiones: de que soy independiente.

Sin nada más que decirle, un saludo,

Una mujer autosuficiente

[Imagen extraída del tumblr Le Chagrin]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 30/08/2010 a las 20:06. Se guardó como Yo y mi circunstancia y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

5 pensamientos en “A un señor feo y bajito

  1. Este texto me ha parecido contener lo que yo entiendo por buena literatura o capaz de convertirse en belleza, o arte o como lo quiera llamar la gente “sabia” en estos temas ( no soy ningún “sabio en literaturas” ni nada de eso)

    Pero hay más: el tema , el modo de describir a este tipejo altanero y soberbiamente imbécil, es un recordatorio de lo sabio que es no ser altaneramente soberbios en este mundo de mediocridades tan agresivamente englobadoras…y con un toque femenino exclusivamente de mujer inteligente y sensible, lo cual para mí , un hombre que trata ( al menos lo intento ) de no ser estúpido, es algo digno de ser emulado

  2. El Soñador Indomable en dijo:

    Muy bueno tu blog!!me pasaré por aquí a menudo sí señor!!
    http://elsonadorindomable.wordpress.com/

  3. Buenísimo!

  4. luciano tanto en dijo:

    hola… / la mujer apatecible, con silla pero sin cabeza, deja de serlo. (para el texto ya habrá ocasión).

    saludos exigentes

  5. luciano tanto en dijo:

    hola… / “apatecible” no es el apetito de quien anda en patas, sino un error de imprenta, como se decía antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: