Un poquito de ortografía, por favor

En ocasiones, los ojos se me caen de sus cuencas y ruedan como canicas por el escritorio. Bueno, eso en los momentos afortunados en los que estoy en casa porque, a veces, me conecto con el teléfono en el autobús y no veas tú qué jaleo, corriendo detrás de ellos, sorteando bolsas de la compra y mochilas de adolescentes hiperhormonados. Estoy hablando de las faltas de ortografía.
Sí, lo sé, soy muy pesadita con ese tema, soy muy filóloga, soy una friki de la lengua, qué le voy a hacer. Pero la ortografía (y ya no digo escribir bien, que eso es más bien cosa de pararse a pensar lo que se escribe) no existe para tocarle las pelotas a la gente sino para facilitar la comprensión lectora de cualquier texto. Y un texto, lingüísticamente hablando, puede ser un simple tuit.
Con un golpe de vista eres capaz de identificar una palabra, sin tener que ir letra por letra. Por eso, si hay una falta, la comprensión no es tan inmediata y, para colmo, das una impresión terrible. Así que voy a dar cuenta de una serie de faltas bastante frecuentes, a ver si con una breve explicación de cómo se distinguen somos capaces de dejar de cometerlas.
  • Signos de interrogación y exclamación: son signos de puntuación, así que poner un punto a continuación de cualquiera de ellos es una redundancia, porque la oración ya se da por terminada con ellos. En cuanto al signo de interrogación y exclamación de apertura, yo os recomendaría usarlos porque son tremendamente prácticos. ¿Por qué? Pues por una cosa tan tonta como que con él identificas a partir de qué momento se inicia la pregunta o la exclamación. Sí, ya lo sé, queda más guay si no lo pones y otras lenguas no lo tienen, pero hay casos en los que no ponerlos provoca cierta ambigüedad en el significado oracional.
  • Echar: bonita regla mnemotécnica al respecto: el verbo echar echa la hache por la ventana. Realmente, a mí no me la dijeron de pequeña para aprender a no cometerla, sino que la escuché por primera vez en una peli, la de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, y me pareció genial. Su mayor problema es que tanto la primera como la tercera persona del singular del presente se confunden acústicamente con el participio del verbo “hacer”, tanto en masculino como en femenino. El verbo “hacer” implica el resultado de una acción: estoy hecha polvo, el trabajo está hecho… lo cual no tiene nada que ver con te echo/echa de menos. Pensad un momento en la conjugación de estos verbos: si fuera con “hacer” sería te hago/hace de menos, que es posible, pero no significa lo mismo, pues “hacer de menos” es menospreciar o no darle importancia a alguien.
  • Ahí / hay / ay: otro clásico de las reglas mnemotécnicas: ahí hay un hombre que dice ay. El último caso, el de “ay”, parece que no provoca tantas dudas, no sé si por la escasa frecuencia o por el hábito que tenemos de quejarnos, pero los otros dos se confunden y es relativamente fácil distinguirlos. Semánticamente hablando, “ahí” se refiere a un lugar que estamos indicando (siéntate ahí) mientras que “hay” es una forma impersonal del verbo haber, que se limita a informar de la existencia de una serie de elementos (personas, cosas) en el momento presente (hay peras; hay mucha gente). Si vamos un poquito más allá, nos daremos cuenta de que acústicamente son distintas: “ahí” son dos sílabas, pues se trata de un hiato muy bien definido por la hache intercalada y la tilde, mientras que “hay” es un diptongo y, por ello, una sola sílaba.
  • A ver / haber: el pobre verbo “haber” no tiene la riqueza expresiva de “a ver”. ¿Por qué? Aparte de su escaso uso para constatar la existencia de algo como comentaba anteriormente, “haber” es el verbo auxiliar por excelencia de la lengua española y su significado es más gramatical que semántico: de haber oído tantas veces el Aserejé se me ha pegado la puñetera cancioncita; va a haber movida como me sigas mirando así... Tiene un valor más bien vago, todo lo contrario de el de “a ver”. Cuando aparece en alguna perífrasis acompañado de la preposición “a” suele mantener su valor de percepción visual (vamos a ver el concierto de Hannah Montana); sin embargo, su significado es tan general que también tiene un matiz prospectivo, es decir, que lo podemos utilizar para hablar del futuro (vamos a ver si organizamos la orgía para el sábado). Este último valor es el que tiene la expresión “a ver” cuando aparece al inicio de una frase, marcando una expectativa sobre algo que va a ocurrir próximamente: a ver qué dices, a ver si te vas a ganar una toña.
  • Vaya /valla: es una de las menos frecuentes pero es especialmente dolorosa cuando la ves escrita. Las vallas se saltan, las vallas separan fincas, las vallas sirven para que los jubilados se apoyen y observen tranquilamente las obras del Plan E, pero nunca nunca nunca se usa para expresar decepción (vaya mierda de regalo que me han hecho) o sorpresa (vaya Lamborghini que te has comprado): encima de que la partícula “vaya” no tiene significado léxico como tal, no se lo quitemos, por favor.
Podría hablar de muchas más faltas: del uso incorrecto de las comas, de las tildes, de la acentuación diacrítica… pero entonces la entrada sería eterna pues hay tantos problemas como confusiones de acentos, de haches, de b/v o de y/ll. Pero mejor continuamos otro día.
Por cierto, se aceptan sugerencias y preguntas sobre otros problemas

ortográficos.


[Imagen extraída del tumblr Microversos]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 01/07/2010 a las 21:36. Se guardó como Filología pedestre, Internééé y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

21 pensamientos en “Un poquito de ortografía, por favor

  1. ¡Menudo repaso! ¡¡Me ha encantado el post!!:D

  2. Muy didáctico!! ;D

  3. Ups…. quería decir:¡¡Muy didáctico!! ;DDxDDD

  4. ¡Genial tu post! Te digo otros dos errores muy extendidos:- haya(del verbo haber) vs. halla (verbo hallar): tampoco veo que sea tan difícil de distinguir si lo piensas un poco. Si detrás va un participio, pues es "haya", nunca con "ll", por dios.ej.: ojalá haya visto mi mensaje.-me hallo muy cansada.-Y el otro ejemplo que duele mucho la vista es cuando "ha" del verbo haber lo ponen sin hache. Esta práctica se está extendiendo como la espuma en twitter, y no sé a qué es debido… no estoy segura si en catalán se pone sin hache.La misma regla de antes, si detrás va un participio, pues forma parte del verbo y no es una preposición, así que debe llevar hache.ej. Ana ha ido a la compra.Ale, ya me quedé agusto 🙂

  5. Me encanta tu post. Mi carrera no tiene mucho que ver con las letras, pero se me retuerce el higado cada vez que leo las historias clínicas de algunos de mis compañeros, profesionistas, médicos, y que no distinguen casa de caza. Es muy triste de verdad.Saludos.

  6. Genial el post (y el cartel, ya lo había visto, pero me sigue gustando mucho!)En catalán "ha" del verbo "haber" se escribe con hache también. Y tenéis suerte, en catalán hay otra falta que sí es para arrancarse los ojos: "hos" por "us"…Y será por deformació lingüística, pero nunca me han gustado los signos de apertura…

  7. Así horrores ortográficos me vengan a la mente pueden ser el ya sugerido "ha+verbo", "sólo y solo" o "tu y tú" y los cambios que hace de "v" a "b", de "g" a "j", etc..

  8. MTapias: pues ha sido un poco por encima, porque entrar en más aspectos hubiera sido eterno
    Mernissi:jajaja, pillina…
    Carmen Zurita: me alegro de que te haya sido de utilidad
    Julia: gracias por las dos sugerencias: tomo nota para la próxima entrada sobre el tema
    Lilith: es que la principal función de la lengua es servirnos de comunicación y si lo hacemos mal es desesperante
    E: puff, pues no te quiero contar las confusiones entre personas bilingües… Pero eso es medianamente comprensible.En cuanto a lo de los signos de apertura, probablemente sea falta de costumbre como tú dices pero a mí me convencieron cuando en otras lenguas te das cuentas de las diferentes interpretaciones que se puede dar a una frase según el alcance que le quieras dar a la interrogación o a la exclamación
    Onetwothree: muchas gracias. De hecho, pensaba hablar de las tildes diacríticas la próxima vez 😀

  9. Japogo en dijo:

    Buen manual para muchos facebookeros escandalosamente antiortográficos! Ups… sí, a mí tb se me olvida ponerla antes: ¡Ay!

  10. Eoooo!!! ¿Soy el primero en comentar en tu nueva casa? ¡Enhorabuena! Tiene muy buena pinta… ahora que tengo más tiempo lo mismo me planteo tb un cambio de look.
    Bye!

  11. Aunque estudié Matemáticas, siempre he sido una apasionada de la lengua y la gramática, y se me abren las carnes cada vez que veo faltas de ortografía, pero casi más cuando las escucho. ¿Qué es eso de “preveyendo” y “preveer”? ¿Y lo de “frego”? Hay cientos de casos, pero las imaginativas conjugaciones del verbo ‘prever’ en mi entorno se llevan la palma, seguramente por mezcla con las del verbo ‘proveer’. ¡Con lo fácil que es conjugarlo bien si se piensa en el verbo ‘ver’! 🙂

  12. Madame, encantado de visitar su nuevo alojamiento en word press….

    Buen post, aclaratorio para aquellos que destruyen nuestro idioma con pequeños deslices… lo del haber y el a ver debería ser pecado mortal so pena de excomunión.

    Hubiera sido redondo si incluye los porque, por qué?? y los primos de estos.

    Un abrazo

  13. A mí me pasa lo mismo, odio la gente que no sabe escribir más de 10 palabras sin patear el diccionario.

    El “Amazonas” de la ortografía se puede encontrar en Tuenti, en dónde la gente no sigue regla alguna y corres el peligro de que te sangren los ojos.

    Por cierto, me gustaría incluir este artículo en 140 Mag.

    Un beso! 🙂

  14. Perla del Turia en dijo:

    Qué gusto leer una defensa de la ortografía así… Yo reconozco que me resisto a prescindir de los signos de exclamación e interrogación al principio de las frases y casi me siento culpable por ello, pero cuando una tiene principios, ¡hay que apechugar!

  15. Interesante entrada.

    Y una petición:

    Me gustaría saber por qué cometemos tantos errores ortográficos y gramaticales, porque desconozco el porqué de tal descuido. ¿Es el lenguaje sms y twitter la razón por que escribimos tan mal?

    Saludos

  16. Merche en dijo:

    Me encantó el post, jajaja

    Me he sentido totalmente identificada con las cinco primeras líneas, jajajaja, genial.

    Yo añadiría también la aberración de intercambiar las “q” por las “k”, y la costumbre de intercalar las mayúsculas de forma indiscriminada en las palabras.

    Supongo que ya habrás oido hablar de los ya llamados “HOYGAN”, y sus detractores “anti-HOYGAN”; bien, pues alguien ha ideado un “filtro anti-HOYGAN”, puedes probarlo en esta página. Quizás quieras incluirlo en tu blog, jajaja

    http://www.hevistocosas.com/66/sistema-anti-hoygan-pagina-de-pruebas/

    ¡ Un saludo !

  17. Raluca en dijo:

    ¡Buenas tardes!
    Me ha gustado muchisimo el post! Soy extranjera , de rumanía, y no entiendo como es posible esto . Quiero mencionar q tampoco tengo algo q ver con las letras. Me he encontrado con todas estas situaciones y es q da mucha pena y vergüenza. También quiero añadir el uso del imperativo q me lo he encontrado por allí muchas veces: “¡Aprovechar!”en vez de de: ¡Aprovechad! por ejemplo.
    Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: