Referencias

Yo fui una de las damnificadas por aquella terrible nevada que cayó en la meseta: en vez de volver el domingo en avión a Madrid tuve que hacerlo el lunes en tren y, aún así, tardé dos horas más en llegar de lo que estaba previsto. Dos horas que estuve parada en la estación de Aranjuez porque había un problema en las catenarias que, francamente, las pasé con bastante tranquilidad: estuve corrigiendo el trabajo de una compañera del máster, escuché un poquito de música, leí un ratito el libro que tenía a medias de Bram Stoker y otro ratito la revista de historia… No estuvo tan mal porque siempre resulta interesante comprobar que una no padece claustrofobia.

Los problemas llegaron cuando pisé la estación de Chamartín: me tocó un taxista imbécil y grosero que me tildó de ignorante y el ascensor de mi casa lo estaban revisando y tuve que subirme cinco pisos con una maleta de diez kilos. Mi paciencia ya estaba tocada y casi me quedé sin ella a continuación, hablando con mi abuela. Bueno, quien dice hablar dice intentar razonar con ella porque en cuanto supo que ya estaba en casa lo primero que hizo fue preguntarme en tono dramático y lloroso que por qué tuve que irme fuera con la mala previsión meteorológica que había. Yo pensando que aquella iba a ser una llamada rápida… y no, no fue así: estaba cansada, intentando deshacer la maleta y medio en pelotas, sin poder continuar, porque no era capaz de quitarme la camiseta con el teléfono.

¿Y qué hago, abuela? ¿Me hago monja de clausura? Porque cuando no sea la previsión de nieve lo mismo es una cornisa que se me cae en la cabeza y la hemos cagado. Se amedrenta un poquito y parece entrar en razón pero por poco tiempo porque me empieza a encadenar temas y no para. Bueno, los encadena o los redimensiona la buena mujer porque todos acaban girando en torno a mis amigos y yo y una frase que me llegó al alma: A ver, hija, es normal que te pregunte por tus amigos, por quién es su familia, en dónde viven, a qué se dedican… ¿Qué cara se te queda? ¡Mi abuela me pide las referencias de mis amigos! Aunque, bueno, ésa es su forma soterrada de pedirme la referencia de los hipotéticos novios, porque eso es lo que le preocupa a mi abuela. La culpa de todo esto la tienen mis primos, que sin haber cumplido un año de relación y estando aún en la edad de la rasta y el piercing en la ceja metieron a sus respectivas parejas en las celebraciones familiares y al cabo de los años se han acabado casando con ellos, con boda por la iglesia, banquete obsceno, purazo y vals mal acompasado. Pero yo no. Yo no he presentado a ningún mozo ni lo he comentado y mi abuela se empieza a inquietar, que lo sé yo. ¿Pero qué la voy a decir? ¿Que estoy en proceso de “busque, compare y, si encuentra algo mejor, cómprelo”? ¿Que donde ella me pregunta familia, domicilio y profesión yo respondo que tengan sentido del humor, que huelan bien y que hagan que se me agarroten los pulgares de los pies?

La mejor opción sería decirle abuela, me estoy asegurando de encontrar al adecuado y para eso tengo que hacer una comparativa de las dimensiones viriles, así que necesito un buen muestreo. Pero claro, lo más fácil es que acabe pensando que soy una concursante de Gran Hermano…

[Imagen: fotografía de Jane Fonda cuando fue arrestada el 3 de noviembre de 1970 en Cleveland]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 22/01/2010 a las 23:50. Se guardó como Mi familia y otros animales, Yo y mi circunstancia y etiquetado como , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Referencias

  1. Moona-23 de enero de 2010 01:52
    Me gusta cómo lo cuentas. No tengas prisa por encontrar, pero no dejes de vivir el momento, aunque tu abuela te haga sondeo tras sondeo 🙂

    japogo-23 de enero de 2010 02:40
    Pacieeeencia, con la familia pacieeeencia. Debe entender que la única protagonista de tu vida eres tú misma. Por eso las cuentas mejor se las da uno a uno mismo, aunque pueda oír opiniones y sugerencias. Y si no lo entienden, es su problema.

    supersalvajuan-23 de enero de 2010 08:57
    ¿Catenarias?

    Zeberio Zato-24 de enero de 2010 21:48
    Qué grande la abuela. Yo conseguí que dejara de preguntarme referencias cuando presenté en casa a la novia número seis. A partir de ahí, me pidió por favor que no llevara a nadie más a casa, que les cogía cariño y luego…

    Bueno, es una táctica como otra cualquiera, no?

    Fer-26 de enero de 2010 16:09
    Joder, tu abuela es una abuela digna de grupo propio (como otras tantas, incluyendo la mía). Sin embargo, lo que más me ha gustado ha sido cómo cuentas la transformación de “muchisísima” gente: de ir con pírsines a casarse por todo lo alto y traicionando los supuestos ideales (por ahí tengo algún amigo que lo ha hecho… y mejor me callo).
    Tú sigue buscando y, cuando encuentres algo, díselo a tu abuela para que se quede tranquila.

    Madame Tafetán-27 de enero de 2010 14:17
    Moona: prisa ninguna, la verdad, a ver si con las prisas no elijo al adecuado

    Japogo: es que dar sugerencias y consejos es muy fácil, lo que pasa que es que de poco les sirve porque tengo las ideas demasiado claras

    Supersalvajuan: el tendido eléctrico de los trenes

    Zeberio: jajaja, yo tengo más o menos esa táctica con mi madre, que siempre quedo con alguien distinto y ya no puede hacer relaciones de ideas

    Fer: es lo que tienen las abuelas, que son genuinas ellas solitas

    Belixario-11 de febrero de 2010 15:05
    Las abuelas son así, vienen con un conjunto de habilidades de serie. Entre ellas detectar cuando acabas de llegar a casa para llamarte, presentir novios y novias y hacerte sentir mal por salir a dar una vuelta un dia de lluvia… 🙂 Paciencia.

    Madame Tafetán-12 de febrero de 2010 13:39
    Jajaja, ya, ya, paciencia tengo 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: