Gente extrínsecamente buena

Partamos de la premisa de que todo es maravilloso, de que la gente es buena en el fondo, de que una inocencia casi naïf lo puede casi todo y que hay algo intangible que explica lo que no puede ser explicado. Parece que todo lo descubre con los ojos de un niño que tiene todo el mundo ante sí, que su genialidad le hace capaz de hablar de todo, de opinar sin rubor. Parece que su sonrisa es capaz de iluminar a los que la rodean, de mover el mundo.

Pero en el plan maestro del demiurgo se ha abierto una grieta: hay personas que prefieren la oscuridad. Hay personas que cuando la ven llegar se ponen las gafas de sol e incluso miran hacia otro lado. Ellos no ven la botella medio llena, ni siquiera medio vacía: la ven a la mitad. Tienen la costumbre de mirar dos veces las cosas: con un vistazo ven pero con el otro se cercioran de la veracidad de aquello. Hablan mucho, pero les encanta señalar los errores de los otros e incluso reírse de sí mismos. Probablemente sea un ejercicio de falsa modestia pero les molesta la gente que se cree guay, les molestan los formulismos bienintencionados y la verborrea jactanciosa. Les molestan muchas cosas y no les importa decirlo.

La persona luminosa no les comprende. Le parece mal su cinismo, la doble punta de su lengua. Les intenta hacer ver la incorrección de su conducta pero ellos se ríen a carcajada limpia.

No te vamos a hacer caso. Nos das mucha risa. Nada de lo que dices nos convence…

Se queda sin palabras. Frunce el ceño y piensa. Los ve allí, tan tranquilos, despreocupados. No le gusta. Refunfuña. Le parecen que son taimados, que no hacen más que destruir los sueños de la gente, los de ella misma. Se obsesiona porque no lo entiende. Deja de sonreir, le salen canas, se machacha con el pretexto de que la machacan hasta que uno de ellos se acerca:

No te consumas. Eres como nosotros. Sí, sí, bajo esa apariencia tan guay eso es lo que eres. O incluso peor…

[Imagen: La pesadilla de Johan Heinrich Füssli]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 28/10/2009 a las 22:48. Se guardó como Creación y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Gente extrínsecamente buena

  1. Óscar-29 de octubre de 2009 14:57
    Por partes:

    PRIMERO – Ya lo sabes, me pone la diéresis. Mucho.

    SEGUNDO – Barruntándome yo lo barruntable, llego a la siguiente conclusión: lo penoso no es ser mediocre o rematadamente malo, lo peor de todo es saber positivamente que uno lo es, en todos los aspectos (vamos, que por no tener, ni tengo tetas/un buen rabo, cada cual que elija), y regodearse en una supuesta capacidad (intelecto-literaria, la mayoría de las veces). Claro, luego pasa lo que pasa, que al final los demás van descojonándose por los rincones de los labios de Yola Berrocal que nos ponemos.

    TERCERO – Soy de los criticones, eso ya lo sabes, disfruto observando mis miserias y las miserias ajenas… ¿y sabes qué? Qué bien lo pasemos, oye.

    CUARTO – Todo lo anterior está dicho con mala leche. Y como no soy choni como aquella, afirmo: a veces veo tanta mediocridad emocional que hasta me iría de chupitos con Heidegger.

    He dicho.

    PD: Sí, soy un petardo. ¿Algún problema? 😛

    Madame Tafetán-4 de noviembre de 2009 08:06
    Óscar: semos unos petardos, tú y yo. Respondo por partes:
    1.- A ti te pone la diéresis como a mí los circunflejos, porque cada vez que pongo uno recuerdo que se ha caído una s.
    2.- Malo es ser mediocre y no saberlo, pero encima serlo e ir metiendo la pata… luego se preguntará que por qué hay gente que se ríe. Ya ves tú por qué.
    3.- Somos un mal necesario en estos tiempos de corrección política
    4.- Ya ves, yo me quiero ir de cena con Todorov (mon amour)

    Anónimo-27 de mayo de 2010 10:44
    Una entrada muy bien escrita con la que me he sentido identificada y casi protagonista. Debe ser por eso intangible que explica lo que no puede ser explicado 😉

    Madame Tafetán-31 de mayo de 2010 22:43
    Me alegro de que te hayas sentido identificada 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: