Malos tiempos para el flirteo

Si tuviera que hacer caso a las estadísticas de mi vida, podría asegurar que el verano es mi época para conocer a hombres pero la verdad es que lo odio. No me gusta. No me gustan ninguna de las ideas que se relacionan con esta estación: el calor, la playa, la piscina, las barbacoas… No me termino de gustar yo. Siempre falla algo: la depilación no está tan apurada como te gustaría, tus pies parecen los de Pedro Picapiedra a causa de las sandalias, en ocasiones crees que el desodorante te ha abandonado… Por no hablar del mito del amor estival, en la playita… ¿eso quién se lo cree? Grasienta por el bronceador, con el pelo como el Scotch-Brite y el bikini resaltando hasta las patas de gallo que no tengo, me resulta imposible creer que alguien pueda fijarse en mí si no es para clamar al cielo por semejante fantoche. Porque a mí me pasaría eso: sería ver un cuerpo Milkybar (pálido y sin tableta) o un fardapollas con la nariz de Gonzo constreñida y plantearme muy seriamente la necesidad de perpetuar la raza humana.

Pero está claro que todos esos inconvenientes no impiden que mi cabecita siga maquinando y me siga entreteniendo con el maravilloso arte del flirteo. Supongo que en este período confluyen una serie de factores que me predisponen a ello, supongo que la luz me influye, mi asociación pavloviana que me hace desear irme de cañas en cuanto la temperatura media del día supera los veinticinco grados, mayor cantidad de tiempo libre… Mi predisposición al cachondeo aumenta pero también mis ganas de complicarme la vida porque este verano he sobrepasado el platonismo, rozando casi lo intangible. ¿Cuántas tonterías soy capaz de decir para que un chico se fije en mí? Si ya es difícil despejar una incógnita dentro de una ecuación, añadámosle otras tres, a ver si soy capaz de salir viva de ésta.

Llevo casi un año pendiente del efecto de los efluvios etílicos en un chico tímido, pensando si la ocasión es adecuada, siendo por una vez en la vida prudente y no lanzándome a la piscina como una kamikaze, diciendo inconveniencias y destapando mis intenciones en cuanto me he cansado de esperar una reacción. Quizás me estoy calmando, repito las mismas reservas con alguien que, para colmo, me lo pone difícil porque no asimila bien que le digan cosas bonitas. Pero todo es un espejismo: la distancia es un reto. Decido que no hay dos sin tres y que un cuarto no hace mal a nadie. Las palabras de uno y de otro me llaman tanto la atención que allá que voy, y sin cortarme un pelo, planteo la situación. Afinidades, sincronías, palabras en su justa medida, agudezas verbales…

El verano se ha terminado y todo sigue parecido. El calor merma mis ansias de llevar a cabo ciertas intenciones y espero a que el fresco venga, para que mis medias de color burdeos y mis zapatos de charol les llamen poderosamente la atención. Sólo he resuelto una incógnita; el resto…
ya veremos.Estado psíquico: promiscuidad mental permanente.

[Imagen: Black Corset, Horst P. Horst]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 22/09/2009 a las 23:48. Se guardó como La educación sentimental y etiquetado como , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Malos tiempos para el flirteo

  1. Banyuken.es-23 de septiembre de 2009 09:41
    :), es lo que tiene.

    japogo-24 de septiembre de 2009 19:33
    Flirt-art, todo un mundo.
    Yo el verano, sí o sí, incluso sin ese tiempo extra libre que comentas. Predispone a situaciones más alegres que en invierno y eso ayuda…

    Alma-25 de septiembre de 2009 00:26
    Sólo una cosita: ; )

    Madame Tafetán-28 de septiembre de 2009 00:17
    Banyuken: será 😀 Por cierto, bienvenido a mi blog

    Japogo: a mí es que el verano… no me gusta nada, gano muchísimo más en invierno. Las situaciones alegres (bueno, más bien disparatadas) ya las genero yo 😛

    Alma: jejeje 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: