Yo quiero ser Olive

¿No has visto aún Pequeña Miss Sunshine? Pues no esperes mucho más. No diré, como los publicistas bien pensantes, que es una película que te hace sentir mejor persona. Noooo, eso no lo voy a decir, porque además, es una concepción muy relativa, como lo de los clásicos y la música de calidad. Sólo puedo decir que pasarás un buen rato y que todos aquellos que en algún momento se sintieron incomprendidos o fuera de lugar se sentirán menos solos en este mundo de etiquetas.

Hace tiempo que llevo pensando en lo complicado que es ser uno mismo. Sí, sí, tal cual, y no me refiero a que dejemos de actuar de una determinada manera según el lugar en el que estamos. No. Me refiero a salirme de la fila e irme a esa caja que está al final del todo y a la que nadie va por no probar a ver si le va mejor, a decidir formar parte de esas grandes estanterías que hacen del mundo un supermercado: las marujas, los taxistas que escuchan la COPE, los tenderos que te llaman “reina” o algo parecido, los modernos sectarios, los Bo-Bo’s, los pijos, los trajeados con su triple subdivisión, las “juanis”, los perroflautas… una amplia selección de productos que en ocasiones se entremezclan y cambian de forma como los Pokemon. En esta vida lo complicado es “tener criterio”, el decidir que no te vas a comprar un chaleco-plumas para el invierno por muy a la moda que esté porque sabes positivamente que vas a pasar frío, el reconocer que te gusta Harry Potter aunque te estés leyendo la obra completa de Proust en francés por gusto, que te encantan las pelis de Claude Sautet y que de vez en cuando ves Godzilla porque te entretienes… no todo es cuestión de calidad, más bien todo es cuestión de gustos y decidir que seguirás llevando calcetines de rombos cuando se pasaron de moda. Es saber que algo te gusta y no arrepentirse de ello por el miedo al ridículo.

Si no la has visto, lo comprenderás, y si ya lo has hecho, la recordarás: adorarás a esa niña por lo que es y no por ser un elemento decorativo como muchos otros. Y a su familia, que dan otra gran enseñanza que me reafirma en que lo perfecto es muy aburrido: a veces el sufrimiento es la mejor parte de tu vida.

[Imágenes pertenecientes a la película Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine), de Jonathan Dayton y Valerie Faris]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 01/07/2009 a las 21:21. Se guardó como Yo y mi circunstancia y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Yo quiero ser Olive

  1. supersalvajuan-2 de julio de 2009 08:33
    Pero no nos engañemos: esto es un episodios de los Simpsons.

    japogo-3 de julio de 2009 01:29
    Genial película! Y buenísima banda sonora… recomiendo encarecidamente el tema “How it Ends”.

    B-4 de julio de 2009 18:12
    Una pelicula buenisima. Y totalmente de acuerdo con lo que dices. Hay gente que se pega una etiqueta y intenta que nunca se le despegue.Pero con los años te das cuenta de que a veces esas etiquetas pesan mucho y que las personas tenemos matices, los estereotipos puros solo salen por la tele.A mi me encanta el sushi y las hamburgesas.Encuentro machistas casi todos los anuncios de desodorante axe pero me encanta la serie “sexo en n.y”. Saramago y Lucia etxebarria. Contradiciones o matices de la personalidad.O quizas elecciones, como tu dices.
    Por cierto, No me compraría un chaleco de plumas en invierno, ni una camiseta sin mangas y cuello alto (que se pusieron de moda hace unos años) en verano.

    El Señor No Puedo-7 de julio de 2009 13:07
    Lo de tener criterio propio puede causarte algún problema en la escuela. A mí me comparaban con (y aquí escribes el nombre de algún loco famoso que se te ocurra), lo que me costó la crucifixión social. Y claro, después nos llaman frikis y nos extraña…

    Madame Tafetán-10 de julio de 2009 00:29
    Supersalvajuan: debo ser la única persona que no ve los Simpsons

    Japogo: la banda sonora es genial 🙂

    B: M, tú y yo tenemos una afinidad más “graciosa” 🙂 Me alegro de no ser la única persona que ve absurdas ciertas modas incoherentes… entre otras cosas 🙂

    El Señor no Puedo: te aseguro que a mí no me llaman friki. Será por la asertividad con la que me pronuncio ante la vida

    Sr.Atrapao-15 de julio de 2009 14:58
    Yo tambien veo algo especial en Olive.
    Es una peli con que siempre lloro, no sé muy bien si de pena o de risa, o quizá un poco de cada.

    Pero lo que más mola es mensaje, el pasar de todo, del que diran, el ser uno mismo, y en definitiva el ser feliz.

    Be yourself, be diferent, be cool (a tu modo)

    Madame Tafetán-22 de julio de 2009 18:15
    Probablemente un poco de todo pero es cierto que lo mejor de la película es el mensaje, el ser uno mismo sin que te importe lo que diga la gente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: