De flor en flor

Hace poco más de un mes observé un hecho que me resultó curioso: prácticamente el 90% de los comentarios que me dejan en el blog proceden del sexo masculino. No sé por qué. Sé que hay lectores que nunca me dejan comentarios porque no saben qué decirme: normalmente es gente que me conoce y que me suele comentar lo que le ha parecido una entrada determinada por otros medios. Luego habrá gente que me lea y que ni me conoce ni me dice nada: esto de internet es lo que tiene, mucho voyeurismo. Tengo unas cuantas lectoras, bastante fieles, pero ellos son la gran masa.

Él me lee. De hecho, se ha enfadado más de una vez con lo que digo. En más de una ocasión ha reaccionado con lo que yo decía. Una de las últimas veces que nos vimos, le comenté la anécdota. Me hace gracia que en el plazo de un día mi nueva entrada tenga 8 comentarios, todos ellos de tíos. En un principio, no le resulta extraño: le parece que me lo merezco. Pero yo sigo hablando. No me importan que la mayoría sean hombres pero me hace gracia. No sé por qué son tantos. Yo pensaba que algunas de mis entradas eran demasiado “femeninas”, no aptas para lectores testosterónicos… pero quizás por eso me leen, para entender a las mujeres. Bueno, no siempre hablo desde un punto de vista femenino: en muchas ocasiones, lo hago desde el sentido común, creo. Divago. Lo sé. Pretendo encontrar una razón pero lo mismo es tan simple como que les gusta lo que escribo y punto. Pero no es la única teoría: todos tenemos una y él no iba a ser menos. Pero… en el fondo te hacen un poco la pelota. Me quedo callada pensando. ¿Y qué ganarían haciéndolo?

Su teoría es que todos, en el fondo, me quieren llevar a la cama. Me hace gracia. No puede ser eso, ¡si no me conocen! Pero sé que se me pone una sonrisa pícara, se me pone la misma cara que a Marilyn en esa imagen que no encuentro, una foto de perfil en la que apoya uno de sus dedos sobre su labio inferior y en sus ojos se ve una divertida incredulidad. Lo mismo me gusta…

Quizás no me importa, quizás merece la pena, quizás es una mala costumbre mía. Pero… bueno, eso él ya lo sabe. Cada uno se entretiene con lo que mejor le parece.
¿En ausencia? Es que ya no sé si volvió.

[Imagen: Marilyn Monroe, fotografiada por Eve Arnold]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 05/06/2009 a las 22:17. Se guardó como Los hombres sin atributos y etiquetado como , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “De flor en flor

  1. Zeberio Zato-6 de junio de 2009 11:29
    Yo al que me quiero llevar a la cama es a tu amigo, que parece un tío con mucha conversación. Díselo, anda…

    japogo-6 de junio de 2009 14:35
    Acertada observación, espinoso debate. Personalmente apuesto más por la curiosidad psicológica acerca del sexo opuesto que por el morbo puramente instintivo y animal. Se te lee porque transmites bien y no haces esfuerzos por ocultar tu lado femenino. Algo hay en tí que atrae, si no no volvería el lector. Y eso bien se merece una sonrisa picarona.

    Madame Tafetán-9 de junio de 2009 17:10
    Zeberio: se lo comunicaré 😉

    Japogo: hombre, gracias, alguien que razona de forma coherente por qué me leeis. Si hubiera fotos mías o me conocierais… pero a ciegas me parece bastante arriesgado

    ehimeintothelight-22 de julio de 2009 13:51
    Pues yo he observado que (sin contar los lectores en la sombra que no sé lo que les pone) al 80% de mis lectores le(s) gusta(n) los hombres, ya sean hombres o mujeres. Será por el título, no sé. ¿Será porque me gustan los hombres también?

    (Que a estas alturas no se hablar castellano xD)

    Se nota que es una mujer la que escribe pero no creo que haya que ocultar eso. Yo me he sentido a gusto aquí leyendo las entradas, y a mí eso me basta 🙂

    Madame Tafetán-22 de julio de 2009 18:10
    La verdad es que fue algo curioso pero yo creo que más bien anecdótico. Yo no escribo ni para hombres ni para mujeres: lo hago para expresarme y que me lea todo aquel que le guste, y si le gusta, me alegro porque no habrán pasado un rato en valde, pero de ahí a decir que es que se quieren acostar conmigo me parece una idea de lo más descabellada, contando con que la mayoría de ellos no saben cómo soy físicamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: