Vestiditos

Esa soy yo: “vestiditos”. Así me bautizó este verano el Hombre Íntegro cuando le conté que a la mañana siguiente tenía que jugar a El diablo viste de Prada y ponerme supermona para una conferencia promocional que organizaba mi empresa. Le hizo gracia cómo se lo conté, se despidió de la conversación de aquella mañana llamándome así y a mí me gustó aquel mote absurdo, que creo que me lo puso para hacerme de rabiar. Pero la realidad siempre dista mucho de lo que una fabula en su cabecita y aquella mañana de julio no fue tan glamourosa, entre otras cosas porque una no es Anne Hathaway: la manía que me dio por ponerme tacones aquella mañana y que no encontré ningún taxi que me librara de ir andando con aquellos zapatos tan incómodos me causó unas tremendas ampollas en estos piececillos. Para colmo de las frustraciones de aquel día, nada más salir del hotel, me encontré con Garbajosa y me fui a trabajar una hora a la oficina (ya ves tú, una hora, casi lo que tardé en llegar), en vez de ejercer de groupie absurda con los pies hinchados. Una se encuentra al candidato perfecto al hombre de su vida y decide dejarlo pasar por el deber. Hay que ser gilipollas…

Después de aquello, soterradamente, yo siempre le pedía que me llamara vestiditos, pero él se negaba: me decía que era algo muy ñoño. Pero esta mañana me ha sorprendido diciéndome felicidades vestiditos! Nunca hace lo que yo quiero y, en el momento más inesperado, siempre me sorprende. Quizás por eso le tengo tanto cariño: porque tiene la capacidad de ser auténtico, de no ceder ante mis insistencias. Probablemente ninguno de los dos nos calificaríamos de los mejores amigos pero siempre tengo la sensación de que está ahí, de que me escucha, de que me tiene en cuenta a su manera.

Siempre acabo pensando en la suerte que tengo de conocerlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 30/03/2009 a las 21:05. Se guardó como Optando por la ironía, el surrealismo y el absurdo y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Vestiditos

  1. Cris explomera-31 de marzo de 2009 11:57
    ¡¡Felicidades guapa!!
    ¿Cuándo nos tomamos algo a tu salud? Besos.

    Madame Tafetán-31 de marzo de 2009 15:59
    Gracias, ex-compañera del metal.
    Voy a pensarlo…

    Señorita Puri-3 de abril de 2009 11:43
    me gusta el apelativo de “el hombre íntegro” ¿por qué ese nombre, por cierto’ Besos y buen finde!

    Madame Tafetán-5 de abril de 2009 23:09
    Señorita Puri: es que creo que es la persona más íntegra que conozco aunque él diga que no y lo dude: me escucha, no se ha aprovechado nunca de las situaciones extrañas en las que le he puesto, se preocupa de lo que me ocurre… no sé, de las pocas personas que conozco que puedo decir que son auténticas y encima buenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: