Tiempo de incoherencia


TCR siempre tuvo su encanto. A muchos les parecerá que son iguales que los Fresones Rebeldes, pero no. Sus letras son otra cosa: tenían un toque sarcástico detrás de esa melodia pop tan pegajosa. De entre todas las canciones que me gustaban de su primer disco, siempre me hizo especial gracia Salva mi Navidad. Su letra distaba mucho de esa visión idílica que se tiene de las cenas de nochebuena y que se parece un poco a la sección de sucesos del día 26 de diciembre: cristales y cuchillas en la ensaladilla, días manchados de rojo…

La verdad: no voy a hacer un comentario musical del grupo pero es que siempre que llegan estas fechas, me acuerdo de la canción. Mejor, porque me sale una sonrisilla maliciosa y, si no fuera así, me tiraría la mitad de las vacaciones cabreada, pensando en todas las cosas que no me gustan. Más allá del mamoneo consumista, las comilonas obscenas y mi oposición a las fiestas religiosas, lo que más me molesta de esta época es la falsedad que invade cada instante y cada pequeño gesto cotidiano. “¡Feliz Navidad!”, “Te deseo lo mejor para ti y para los tuyos”… ¡Y un cojón de pato, señores! A veces he pensado que el visionado anual de Qué bello es vivir causaba una especie de estado hipnótico en el que todos nos almibarábamos y nuestro espíritu se convertía en un bastoncillo rojiblanco de azúcar. Con el tiempo, las televisiones han dejado de emitirla (como ocurre en semana santa con el film sobre los tres pastorcillos de Fátima), Ramón García ha dejado de dar las campanadas en la Primera, pero nosotros seguimos siendo igual de falsos. Bueno, digo nosotros porque me incluyo dentro del género humano, porque si fuera por el tiempo que he gastado en felicitar las navidades no debería hacerlo. Alguno me podría decir que es de mala educación no contestar a las felicitaciones, pero si no lo siento ¿por qué debería hacerlo?

De todas formas, este año no he sido tan mala y no estuve con cara de perro durante la cena de nochebuena. Quizás, porque no tuve tiempo. Quizás porque ejercí de aquello que, parece ser, se me da muy bien, si tenemos en cuenta la actitud de una parte de mi familia: de chacha. Si encima de eso, tengo que sonreír y, lo peor de todo, eliminar mi sarcasmo habitual, vaya un bodrio. ¿Por qué debería ser encantadora? ¿Por qué debería comportarme como si me hubieran lobotomizado? Si mis ojos se desorbitaran y mis dientes estuvieran haciendo un casting para anunciar dentríficos, no podría sentir deseos de enseñarle protocolo a mi tía, que no para de comerse las croquetas antes de poner la mesa, y que me estropeó las gambas al ajillo con sus gulas y no se dignó a probarlas; ni podría llamar blando al marido de mi prima porque no aguanta el picante y me dice que cargo mucho los gin-tonic, y que encima insulta mi inteligencia diciendo que es mentira que la mayoría de los taxistas escuchan la COPE; y, sobre todo, no podría quedarme catatónica ante la visión mística de los zapatos de mi prima. ¿De dónde los sacó? Estuve a punto de abrir una ventanilla de apuestas para que dijéramos dónde los había comprado: en Blanco o en el mercadillo de Majadahonda. Aquellos pseudo-stilettos de color rojo apuntados con un lacito rojo decían muy poco en favor de la reputacion de mi prima y puedo dar fe de que es todo lo contrario a lo que la semiótica de ese calzado podría indicarnos. De las medias de rejilla blancas mejor no hablo…

Ya, de paso, aprovecho y os felicito el año, aunque sigo pensando que deberíamos promover un cambio en el calendario y que los años empezaran en septiembre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 30/12/2008 a las 22:51. Se guardó como Mi familia y otros animales y etiquetado como , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Tiempo de incoherencia

  1. supersalvajuan-31 de diciembre de 2008 10:24
    Mejor que empezaran en Julio.

    fernando larrosa-31 de diciembre de 2008 11:17
    No se, quizá no se trata de un motivo religioso unicamente. En lo que tienes razón es en que no hay que forzarlo. Si somos simpáticos y amables y queremos dar a amor a los demás lo somos, y si somos bordes pues también.

    Independientemente de que opinemos de una u otra manera sobre la hipocresía de estas fechas, lo que si es cierto es que quizá seamos menos incivilizados por unos días, en general, y si el motivo de esto es la navidad, pues bienvenida sea.

    Desde el pirineo de Huesca te deseo un muy feliz 2009, y espero que lo celebres.

    Saludos

    murreli-31 de diciembre de 2008 12:46
    jajajajaja!!! esperaba esta entrada como agua de mayo!! quiero una foto de los zapatos de tu prima, lo mismo salen en pretty woman y tu prima decidió usar el estilo RETRO a lo loco. Quien sabe…
    y tu tia, no sabe que normalmente cuando comes en casa de otro, lo normal es llevar vino o si vienes a la mia, MOET?
    cuanta ignorancia…

    Madame Tafetán-1 de enero de 2009 23:49
    Supersalvajuan: realmente, yo quiero incorporar de nuevo el calendario revolucionario, porque me parece que dice mucho más de lo que es el ciclo anual, aunque los invernaderos nos hayan hecho perder un poco la perspectiva.

    Fernando: a mí es que la Navidad y sus buenos deseos me parecen un vago consuelo para bienpensantes. Si eres un cafre, lo vas a ser siempre, y si vas a ser bueno y majo, haz un favor a la humanidad y sélo durante todo el año. Si todos procurasemos ser coherentes y razonables a diario, el cambio sería posible. Pese a todo, no dejo de ser una ilusa con esperanzas 😀

    Murreli: digamos que el estilo de mi prima es cutrelux-me gasto lo menos posible no vaya a ser que se me acabe el dinero.
    En cuanto a lo de mi tía, ella se conforma con traer su morro torcido por la leche, no sé si por que pretende amargarnos la existencia, pero sus propósitos le salen rana porque pasamos de ella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: