Reunión femenina = akelarre

Visto que estamos en vísperas de Halloween y de esa fecha tan romántica que es Toussaint, creo que toca hablar de brujas. Y por ello voy a hablar de mí misma.

Nunca lo he ocultado. Me acuerdo de un chico con el que salí y que cuando me preguntaba que si había quedado con mis amigas yo le decía, sí, sí, esta tarde tengo akelarre. Para qué iba a ocultar mi naturaleza y romper sus ilusiones: soy mujer, soy una bruja, quedo con otras de mi sexo para despellejar a esas víctimas inmolatorias de son todos esos hombres que han cometido la temeridad de acercarse a nosotras. El que se atrevió, el que se atreve y el que se atreverá: todos ellos son unos incautos que caen rendidos ante nuestros encantos.

Pobrecitos… Muchas de mis congéneres repiten una vez y otra vez ese adjetivo para calificar la situación de mis víctimas ante mis poderes. Porque, evidentemente, no todas tenemos las mismas capacidades -unas son más poderosas que otras o, por lo menos, resultan más convincentes- ni tampoco pretendemos conseguir lo mismo. Las hay que encandilan con su carita de niña y sólo pretenden provocar un intenso dolor testicular y otras parecen bobitas y acaban consiguiendo un buen matrimonio 2×1 (formado por dos y decidido por uno). Yo, en el fondo, pese a mis dotes persuasivas, no tengo unas pretensiones tan pérfidas e incluso no me preocupo de darles un halo de misterio.

Sin embargo, como soy una bruja soy como las otras y por ello mi única meta en la vida es atarle de por vida, separarle de su familia y de sus amigos, tenerle a media razón de sexo y convertirle en un pelele. Soy muy mala: entiendo que tenga recelos. Es más: soy la peor de todas. Hasta parezco buena cuando sólo pido una señal de vida… porque sólo quiero una buena noche…

Pero ya lo he dicho: soy la peor de todas. No voy a ser una bruja: voy a ser una pedazo de cabrona. ¿Por qué? Supongo que él lo sabrá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 29/10/2008 a las 16:11. Se guardó como La educación sentimental, Los hombres sin atributos y etiquetado como , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Reunión femenina = akelarre

  1. ernesto51-30 de octubre de 2008 14:41
    Hola, vengo de rebote desde el amigo supersalvajuan y es toda una grata sorpresa descubrir este lugar, tu entrada es genial, vamos que me pasaré por aquí a menudo para ir descbriendo más.

    Saludos

    supersalvajuan-30 de octubre de 2008 17:27
    Espero que no seáis, cuando os reunís, como Madonna y sus amigas en Four Rooms. O sí. Pues eso, el espíritu de Tim Roth

    Madame Tafetán-30 de octubre de 2008 17:33
    Ernesto, me alegro de que te haya gustado. Yo también me pasaré por tu blog.

    Supersalvajuan: ¡ni de coña! No te voy a desvelar mis artimañas pero descansa tranquilo que soy una bruja encantadora 😀

    Anónimo-31 de octubre de 2008 21:04
    La segunda vez que leí Akelarre se me nubló la mente…

    Ibon

    Clares-9 de noviembre de 2008 23:22
    Yo me he reído. Mucha ironía, y mucha verdad. Divertido.

    Morlaa-11 de noviembre de 2008 19:23
    jajaja la verdad es que el post es muy divertido,,,y real como la vida misma 😀

    un beso!

    Madame Tafetán-12 de noviembre de 2008 13:06
    Clares, Morlaa: me alegro de que os hayáis reído. Me dio un ataque de cinismo, pero mejor eso que las ganas de gritarle que tuve en su momento y la mala leche que se me puso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: