Modelo a seguir no tengo pero modelos a no-seguir… unos cuantos

  1. Marina Castaño: desde que era muy pequeñita no puedo ni ver a esta mujer. No hay nadie que se pueda tomar más en serio a sí misma que ella y creo que en esta vida no ha demostrado nada por lo que merezca tenerse en tanta consideración, si acaso, ese estilazo acartonado a la hora de agarrarse la falda en la fiesta de los Nobel.
  2. Fernando Sánchez Dragó: podría decir que este hombre causa odios y pasiones a partes iguales pero tengo la extraña sensación de que sus fans más bien deciden hacer un ejercicio de bizarrismo con el que epatar al personal a la hora de admirarle. No creo que pueda encontrar un personaje más fatuo que él, que se jacta de su “cultura”, de su orientalismo (desde aquí puedo escuchar la carcajada de William Said desde el más allá), de sus aventuras sexuales y, para colmo, de su antisemitismo.
  3. Ana Botella: creo que con la nueva reforma universitaria la van a incluir en la asignatura de lógica con su gran teoría sobre las peras y las manzanas. Pero qué podíamos esperar de una persona que en las celebraciones del día de la mujer trabajadora fue capaz de decir que las mujeres tenían que realizarse y dedicarse a sí mismas, que para las labores de la casa ya estaban las asistentas… Un cráneo privilegiado, sí señor, al que le encantaba ejercer de primera dama aunque esa figura no exista en este país y, en tal caso, hubiera sido la segunda.
  4. Arturo Pérez Reverte: el remate de la RAE. Como no teníamos suficiente con Ansón y Cebrián, meten a este crack de la literatura, al que le encanta ir de rompedor con sus ideas y tiene la osadía de decir que ciertas obras de la literatura universal no merecen la pena ser leídas (hay ciertas temas que se deben tratar con cierto tacto en función de la situación en la que se esté)
  5. Ana Rosa Quintana: nos reíamos de los posados de la Obregón pero AR hace lo mismo mensualmente. Mira que crear una revista con la disculpa de tener todos los meses una portada… Pero antes que su egocentrismo siempre me estomagó su hipocresía: criticar la realización de la boda de una de las infantas porque no pudo ver todos los vestiditos de las invitadas y que luego se le llenara la boca de alabanzas en la muerte de esta persona, que para colmo era una de las mejores amigas de tu marido por aquel entonces.
  6. Antonio García Berrio: el mejor ejemplo del oportunismo académico, porque su gran aportación a la teoría de la literatura es el haber puesto nombre a un concepto que ya pululaba en la cabeza de muchos grandes hombres. Sé que para la mayoría de la gente le resultará desconocido y eso le dolerá, pero dos años aguantando sus libros (con ese tonillo que tiene de “mira lo que sé”) y sus comentarios machistas y faltones te marcan. A mí me encantaría ser profesora de universidad, pero así… no. Si alguien quiere padecer su incoherencia estilística, escribe en el suplemento de cultura del ABC
  7. Esperanza Aguirre: la exministra de incultura es el mejor ejemplo de lo que es la política populista. Pero realmente lo que esta mujer me hace es ofender mi inteligencia, con sus medidas liberalistas encubiertas bajo la publicidad más mentirosa y con esa manía que tiene de agarrar a los manifestantes, con su sonrisilla prepotente, para decirles que están equivocados en sus apreciaciones. Hasta consigue en ocasiones que sienta cierta simpatía por Mariano Rajoy y eso me preocupa… mucho.

[Imagen: Colette Saint Yves]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 03/08/2008 a las 22:35. Se guardó como Optando por la ironía, el surrealismo y el absurdo y etiquetado como , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “Modelo a seguir no tengo pero modelos a no-seguir… unos cuantos

  1. Una vez leí un artículo de Lucía Exteberría que llamaba a estas personas “maestros rotos”, porque te enseñan como no quieres ser… y nuestra suciedad sociedad, está llena de ellos.
    Un saludo

  2. ERU – 4 de agosto de 2008 22:50
    Joder, qué bien te estaba quedando la entrada hasta que has dicho lo de Mariano Rajoy…

    Y yo soy uno de los que no conoce al amigo García Berrio.

    Madame Tafetán – 4 de agosto de 2008 22:59
    ¿Y te parece poca razón para que esta mujer me lleve a los demonios el hecho de que por su culpa sienta cierta simpatía por Mariano Rajoy? Si es que el último congreso del PP parecía “Yo, Claudio”

    ibonjos – 10 de agosto de 2008 17:04
    Comparto varios de los no-modelos o modelos a no seguir, sobre todo al hombre con el ego más grande del planeta, capaz de autocitarse en sus libros con total normalidad: Sánchez Dragó.

    Madame Tafetán – 10 de agosto de 2008 22:02
    Efectivamente, un hombre con un ego desproporcionado, pero no sé por qué me da que su ego es inversamente proporcional al tamaño de su pene.

    Señorita Puri – 5 de noviembre de 2008 17:01
    llamándose berrío qué esperabas?

    Madame Tafetán – 5 de noviembre de 2008 17:38
    Señorita Puri: no me había dado cuenta de que cambiándole el acento tomaba tanto sentido… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: