El busto de Sergio Algora

Un buen amigo mío tenía ciertos problemas para asumir que ciertos personajes de la cultura popular se habían muerto: se pensaba que era una broma y en una misma mañana se enteró que Gloria Fuertes, Espartaco Santoni y Torrebruno se habían muerto.

El pobre parecía no creérselo y se quedaba estupefacto ante aquellas noticias.

Siempre me costó imaginarme cómo se sentiría y el viernes lo supe, porque yo no me creía que Sergio Algora se había muerto. Como hace un mes, descubrí un blog que recaudaba dinero para hacerle un busto en Zaragoza y me pareció una idea genial: ya era hora de reconocer su talento, mucho más genuino que el de Bunbury. El surrealismo de sus canciones marcó mi adolescencia gafapasta y aún hoy dos canciones de El Niño Gusano son indispensables en mi vida.

La semana pasada murió por un problema de corazón, con nada más que 39 años. Me da vértigo pensar que mi primera idea de tesis haya pasado ya “a la posteridad” mientras yo sigo rompiéndome la cabeza con un posible tema de investigación.

Me tendré que quedar con dos canciones que son parte de mí, de mi forma de concebir ciertos aspectos de la vida.El Niño Gusano – “Pon tu mente al sol” (una filosofía de vida)

El Niño Gusano – “Ahora feliz, feliz” (una de las mejores canciones de amor que he oído jamás)

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 15/07/2008 a las 10:30. Se guardó como La mediateca de Alejandría y etiquetado como , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “El busto de Sergio Algora

  1. supersalvajuan – 22 de julio de 2008 21:38
    Yo no sé si calificarlo como surrealismo, creo que iba un paso más allá. Y en “A los hombres de buena voluntad”, sobre el papel, sin ilustraciones sonoras, va un paso más allá.

    arctarus – 24 de septiembre de 2008 23:22
    como me gustan las letras de este hombre, creo que echaré mucho de menos disfrutar de nuevas remesas de sus canciones cada pocos meses.

    Madame Tafetán – 24 de septiembre de 2008 23:49
    Ains… ¿dónde habéis estado escondidos tanto tiempo, puñeteros? Tanto tiempo de adolescente gafapasta incomprendida y resulta que había gente a la que le gustaba El niño gusano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: