Me cago en el amor…

Por qué voy a creer yo en el amor,
si no me entiende, no me comprende, tal como yo soy.
Por qué voy a creer yo en el amor,
si me traiciona y me abandona cuando mejor estoy.
No sabemos muy bien entre tú y yo
y, aunque parezca, no tienes la culpa: la culpa es del amor…

El otro día, una amiga mía me miró sorprendida cuando le dije que a mí no me gustaba estar enamorada. Sé que muchas veces hablo de más, con la intención de crear un cierto estupor, pero cuando digo esto no es una de las mías, con un alto porcentaje de fanfarronada. Tampoco es que haya sufrido el desamor recientemente y por eso me tomo estas cosas con cierto escepticismo, como alguna mente bienpensante podría creer.

Un amigo mío (bueno, en su día, fue algo más) fue capaz de preguntarle a uno de sus amigos que qué era estar enamorado. La razón era yo, y la respuesta, la verdad, ahora no viene a cuento, pero el hecho de que él se decidiera a hacer esta pregunta me da una idea de la gran incertidumbre que hay en cuanto a este tema. ¿Qué es estar enamorado? Yo no lo tengo muy claro, la verdad. Este chico insistía en que yo lo estaba y me pedía que lo reconociese, pero yo nunca lo hacía porque no estaba segura de que así fuese, y sigo sin hacerlo. ¿Que por qué? Porque no es una sensación que me gustase, y la gente suele idealizar ese momento, hablan de “cosas bonitas” pero nunca de aspectos negativos. No sé, lo mismo es un error de percepción, quizás no es un absoluto positivo y las personas prescinden de las pegas porque todo lo bueno te obnubila y porque a la larga te compensa, pero por más que lo analizo, sigue sin satisfacerme.

Mi amiga me volvió a mirar extrañada cuando razoné por qué no me gustaba: no me gusta perder el control sobre mí misma. Aquella sensación que tuve hace años me generaba una gran desazón, porque me sentía mal tantas veces y no podía dominarlo… Sí, bueno, se puede decir que los sentimientos no se caracterizan por ser fácilmente domables, pero todo depende de cómo asumas el hecho de que tu vida es tuya y has de dirigirla. O por lo menos, así es para mí. Sé que suena extraño, pero me lo planteo a plazos: de aquí a aquí o hasta tal momento puedo estar mal, pero no puedo dilatarlo en el tiempo porque hay que seguir adelante. La idea de estancarme no la soporto, pero sobre todo, lo que ya decía antes, no poder dominarme: hacer cosas absurdas, llorar sin motivo aparente, ñoñerías varias… no me compensa. Me podrán decir que hay muchos beneficios, pero yo no siento que tenga tantos como inconvenientes.

Además, salvo sentirme mal, no tenido ninguna otra emoción cuando he estado con alguien, distinta y única. Me gusta, me cae bien, siento una cierta afinidad, atracción física… pero algo más, la verdad que no. Un día, en clase de francés, hubo una interesante discusión acerca de qué serías capaz de darle a tu pareja: la vida, un riñón… entre muchas que dijeron la vida, yo fui tan práctica que dije que un riñón porque se puede vivir con uno solo. Ah, eso es que no has estado enamorada, me podrán decir muchos. Pues… no sé, si yo a la larga veo que en la mayoría de los casos es una cuestión de hábito: te acostumbras a alguien. Puede haber algo más especial, pero ¿es para tanto? Si al fin y al cabo, si pienso en un futuro, me gustaría tener a alguien con el que hablar…

No sé. Ya me entra la duda y no sé si es que lo mismo no he nacido para estarlo.

(Imagen: Psique abriendo la caja dorada, John William Waterhouse)

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 09/04/2008 a las 21:34. Se guardó como La educación sentimental y etiquetado como , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: