Nietzsche y la Mujer Maravillas

Me he quedado perpleja esta mañana al leer en la web de El País el siguiente titular: “La ‘supermujer’ se extingue”. ¿¿¿Cómo??? ¿Qué me ha pasado? No es que los lunes por la mañana tenga ataques de megalomanía o desfases de ese cariz, pero mi pretensión es ser extraordinaria y no sé por qué se tienen que hacer predicciones apocalípticas de este tipo, que pongan en duda mis planes de futuro.

Pero, claro, claro, termino de leer el artículo y es otra cosa muy distinta, muy mal enfocada, por cierto. Resulta que el hecho de que las mujeres trabajemos y no podamos cuidar a hijos, nietos, abuelos y demás parentela es un problema, y como resultado de esa imposibilidad espacio-temporal (nuestros días tienen 24 horas, como los de cualquier hijo de vecino, y el don de la ubicuidad todavía no nos ha sido otorgado, por desgracia) ya no podemos ser supermujeres. Evidentemente: no tenemos superpoderes. Pero es que, además, ¿por qué esa concepción de chacha gratuita, a jornada completa, es ser una supermujer?

Un poquito de actualización, digo yo. ¿Tengo que ser mujer-ONG para que la sociedad esté satisfecha conmigo? Pues lo siento pero no: ya es hora de que ciertos roles se queden en el pasado y dejemos de perpetuarlos ad infinitum, porque si no, no hay manera de evolucionar. De nada sirve que Marx, Nietzsche, Sartre y Foucault quieran modificar el orden preestablecido por la moral cristiana si seguimos rigiéndonos por valores maniqueos que lastran ese cambio.

¿Por qué nadie hace hincapié en que la liberación de la mujer debería ir pareja a la del hombre? Parece que sólo las mujeres tenemos que investigar sobre nuestra propia identidad distinta al no-yo del hombre, pero es que ellos también tienen que despojarse de todo eso que la sociedad les ha puesto sobre los hombros: el ser pilar del progreso, de la razón, el salvaguardar ese modelo apolillado de poder.

¿Alguien se ha enterado de que la postmodernidad llegó hace tiempo? Alguno habrá que le hablen del superhombre y pensará en un tío vestido de lycra azul eléctrico con un fardapollas rojo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 07/04/2008 a las 9:22. Se guardó como Feminismo troll y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: