Cuando soy buena, soy muy buena; cuando soy mala, soy mucho mejor

No hace falta que diga de quién esta frase, ¿verdad? Siempre me gustó mucho, desde que era bastante pequeña, aunque por aquel entonces no terminaba de sacarle toda la sustancia. Luego, con los años, descubres que Mae West, pese a no ser una gran actriz y no ser el típico bellezón que se llevaba en aquella época, tenía el suficiente ingenio y picardía para pronunciar ciertas frases que dejaban al personal impactado, y que tenía frases aún mejores.

– Necesito tus cabellos dorados, tus ojos fascinantes, tu sonrisa seductora, tus amoroso brazos, tus formas divinas…
– ¡Espera un minuto! ¡Espera un minuto! ¿Esto es una proposición o estás haciendo inventario?

¿Dices que hay diez hombres esperándome en la puerta? Manda a uno a casa, estoy cansada.

Dios mío, ya no hay caballeros como los de antes. Hoy, si un hombre te abre la puerta, o es la de su dormitorio o es el portero.

No tengo nada en contra de que la gente beba o fume. Comprendo que no se puede estar haciendo el amor a todas horas.

El sexo es como una partida de póquer: si no tienes una buena pareja, más vale que tengas una buena mano.

¿Llevas una pistola en el bolsillo o es que te alegras de verme?

Pero mi favorita sigue siendo esta:

Yo era Blancanieves, pero me derretí

(Me encanta tener una prima lejana que hace dibujos como este)

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 02/03/2008 a las 15:55. Se guardó como La educación sentimental, Mi familia y otros animales y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

3 pensamientos en “Cuando soy buena, soy muy buena; cuando soy mala, soy mucho mejor

  1. ¿En verdad son todas de ella? Vaya, cómo usa la gente este tipo de frases. Se extienden como la pólvora.

  2. Sí, sí, son suyas. No es lo malo lo que se extienden sino lo mal que se usan a veces (por ejemplo, carpe diem).

  3. Justy en dijo:

    Mae West, fue muy singular en muchos sentidos, pionera en formas de comportamiento femenino en una época en la que la Mujer era un adorno, mas que una compañera.
    Su vida fue para muchos, causa de idolatrìa y fanatismo ciego, para muchos màs era la encarnaciòn de lo prohibido.
    Hoy dìa, sus frases y actitudes, no causan el escàndalo que causaron en su época, pero reflejan el gran valor con que una sola Mujer le dijo al resto del mundo…¡ Callate!, que voy a hablar yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: