Concepciones de la vida

Me levanto, me ducho, desayuno, me voy al trabajo, vuelvo… ¿Qué has hecho hoy? Nada… Algo habrás hecho. Nada en particular. Y sin que te des cuenta, tu interlocutor te está contando su “nada” cotidiano, que para ti es una nimiedad pero que para él hasta pisar una hormiga es un evento. Se encontró a no-sé-quién, hizo un ingreso, mandó un correo… Bueno, ¿y qué? Yo también. Pero según tú, no has hecho nada. Y finalmente, quedas como una afiliada más a la abulia.

Incluso, tal vez, has hecho más cosas que él durante el día, pero… ¿me importa menos mi vida? Yo no lo creo, aunque quizás mi oponente creerá que sí, quién sabe. Debo de ser de las pocas personas en el mundo que se levanta por las mañanas contenta, que no le importa abandonar la cama y que madruga aunque sea fiesta de guardar, porque si no, considera que no le cunde el día. Es más, me agobia el estar inactiva. Sin embargo, todas estas actividades que repites hasta la saciedad en ciertas clases de francés para distinguir cuando riges “avoir” o “être” no son más que una rutina que se repite día tras día, que sí, que tienen el placer de lo cotidiano, de pensar que lo puedes hacer y que llegará un momento en que no podrás, pero que no es mucho más. Una satisfacción personal que no has de compartir con todo el mundo, y mucho menos presumir de ello.

Pero siempre habrá alguien que critique este secreto íntimo, tu no necesidad de pregonar lo que siempre haces… y lo peor, que no es eso lo único. Has de teorizar sobre por qué te gusta un disco, un libro o una película, justificarlo desde la narratología, los estilemas del artista o la estética de la recepción. ¿No me puede gustar sin más? No, en absoluto.
No se me va a permitir el disfrutar de la felicidad de los simples, el considerar que lo soy sin justificación alguna.

[Imagen: fotografía de Cindy Sherman]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 26/12/2007 a las 16:05. Se guardó como Los hombres sin atributos y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: