La no-erótica del poder

En esto sueña mi jefe mientras aporrea el ordenador y golpea con el lapiz en la mesa para que nos callemos (qué ganas de cortarle las manos), pero claro está, no le acompaña un cuerpo de galanzote mexicano que extasie al personal. Al contrario, tiene un culo tan escuálido que ningún pantalón le queda bien.

[Imagen: ilustración de Monsieur Z]

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 09/01/2007 a las 23:49. Se guardó como Trabajo y etiquetado como , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: